Esto es...:

Hola...

Esto es Hadalu, los adultos dicen que este lugar no existe...pero yo lo he visto, he estado en el, así que te doy la bienvenida, siempre que pases por aquí harás que este lugar sea posible!

Seguidores

Poesia elfa

labrujaMar
Alas de hada (selección)
HADALU_Alasdehada_debrujaMar
Hadas de los brazos cruzados
Así se ponen las hadas
cuando algo las enoja.
Y fruncen bien las cejas,
sacan trompa.
En esta posición
se quedan
lo que dure su furia,
que, en general, es corta.
Pero, si con un dedo
pruebas
haciéndoles cosquillas,
o soplas sus pestañas,
te encontrarás con hadas
que pronto se desarman,
con hadas movedizas
de arena que se ríe.
de Cecilia Pisos
HADALU_manosdehadas_debrujaMar
Las hadas que entran en los sueños
Las hadas que entran en los sueños
llevan
pequeños cuchillos
de papel plateado,
vendas de agua oscura
y pastillas de viento.
Con el agua,
te vendan
lo que miras.
La pastilla de viento
va en tu boca
para que soples
lo que sueñas
y ellas se corten
pedacitos
de lluvia azul,
de tigres a lunares
y todas esas cosas imposibles
que quedan sueltas
cuando estás dormido.
de Cecilia Pisos
HADALU_entresueño_debrujaMar
Las hadas sueltas
Tienen la espalda despegada
como si fueran figuritas
de álbum viejo,
un pedacito roto
de brazo o pie
y de seguro,
la varita y los trucos
bien gastados.
¿Bastará con pegarles
en los codos
un parche
o atarlas con hilitos
para que no se pierdan?
¿Será posible devolverles
sus alas y sus magias?
¿Desabollar sus bonetitos
y hacerlas sonreír?
de Cecilia Pisos
HADALU_hadasuelta_debrujaMar
Magia
Me disuelvo en la luz rosada del atardecer
donde se mecen nuestros sueños
al abrigo del manto estrellado
desde el cual se elevan, cuando oscurece,
para cobijarse a la lumbre de las estrellas.
Guío la magia hacia los seres nobles,
corazones limpios,
que nos colman
con el amor de sus acciones,
aquellos cuyo gozo de la vida
muestran en su mirada resplandeciente.
Enjugo tus lágrimas
y abro el camino de tu sonrisa
para que tus esperanzas nunca dejen de brillar
y tus deseos se vislumbren
en el horizonte de tu mente,
depositaria de tus más íntimos secretos,
impulsora de la energía donde anida
la fuerza de tu espiritualidad,
genuina creadora de la realización de tus anhelos.

Traslado la calidez de los rayos del sol
a las semillas de tus ilusiones,
para que crezcan y florezcan en tu corazón,
como flores en primavera,
y sus pétalos se esparzan con el viento
hasta la orilla de tu alma,
cuyas puertas embellecen la existencia,
cuya calma nos conduce al equilibrio,
cuya paz armoniza el fluir del mundo.
de María Jesús Verdú Sacases
HADALU_magia_debrujaMar
Tus alas
Tus alas, mi hada, elevan mis palabras
más allá de las fronteras
y las acogen corazones espirituales
mientras duermen plácidamente,
cuando las estrellas saludan a la luna
y la bóveda celeste protege nuestros sueños.
Revoloteas entorno a mis emociones,
y las abrazas con tu magia
para dibujar en ellas destellos de paz
y con ellos te posas en mi alma,
donde acaricias mi luz
y te siento como una bendición.
El sol es testigo de la calidez
que aportas a mi momento presente
y de cómo lo envuelves
con tu amor y esperanza
en el proceso de mis días.
Aguardas a que el cielo se enamore de la noche
y me adentre en el subconsciente
para llevarme al regazo del infinito
donde lo sublime se funde con lo divino
y me siento en unidad contigo.
Te miro a los ojos
y me encuentro a mí misma
en el despertar
de un amanecer
con rayos de eternidad
al abrigo del alba.     
Autora: María Jesús Verdú Sacases
 HADALU_tusalas_debrujaMar
Revolotean
Las hadas revolotean entorno a la caída de la noche
y se escapan hacia la luz de las estrellas
y se reflejan en el espejo plateado de la luna
y siguen jugando,
perdidas en el cielo,
hasta que el amanecer las sorprende
y con los rayos rosados del alba,
decoran sus cabellos.
Se recuestan en las nubes
donde se adormecen
y siguen descansando, ahí,
en el regazo del universo,
mientras el sol las arrulla con su calor
y siguen soñando...
Soñando desde el silencio del alma,
ese rincón espiritual,
que se hincha de amor,
cuando nos mecemos en él
y que nos adentra
en la magia y en la paz
de la corriente de sentimientos
que nos traslada a la plenitud interna...
Autora: María Jesús Verdú Sacases
HADALU_revolotea_debrujaMar

La copa de las hadas

¿Fue en las islas de las rosas,
en el país de los sueños,
en donde hay niños risueños
y enjambre de mariposas?
Quizá.
En sus grutas doradas,
con sus diademas de oro,
allí estaban, como un coro
de reinas, todas las hadas.
Las que tienen prisioneros
a los silfos de la luz,
las que andan con un capuz
salpicado de luceros.
Las que mantos de escarlata
lucen con regio donaire,
y las que hienden el aire
con su varita de plata.
¿Era día o noche?
El astro
de la niebla sobre el tul,
florecía en campo azul
como un lirio de alabastro.
Su peplo de oro la incierta
alba ya había tendido.
Era la hora en que en su nido
toda alondra se despierta.
Temblaba el limpio cristal
del rocío de la noche,
y estaba entreabierto el broche
de la flor primaveral.
Y en aquella región que era
de la luz y la fortuna,
cantaban un himno, a una,
ave, aurora y primavera.
Las hadas ?aquella tropa
brillante?, Delia, que he dicho,
por un extraño capricho
fabricaron una copa.
Rara, bella, sin igual,
y tan pura como bella,
pues aún no ha bebido en ella
ninguna boca mortal.
De una azucena gentil
hicieron el cáliz leve,
que era de polvo de nieve
y palidez de marfil.
Y la base fue formada
con un trémulo suspiro,
de reflejos de zafiro
y de luz cristalizada.
La copa hecha se pensó
en qué se pondría en ella
(que es el todo, niña bella,
de lo que te cuento yo).
Una dijo: ?La ilusión;
otra dijo: ?La belleza;
otra dijo: ?La riqueza;
y otra más: ?El corazón.
La Reina Mab, que es discreta,
dijo a la espléndida tropa:
?Que se ponga en esa copa
la felicidad completa.
Y cuando habló Reina tal,
produjo aplausos y asombros.
Llevaba sobre sus hombros
su soberbio manto real.
Dejó caer la divina
Reina de acento sonoro,
algo como gotas de oro
de una flauta cristalina.
Ya la Reina Mab habló;
cesó su olímpico gesto,
y las hadas tanto han puesto
que la copa se llenó.
Amor, delicia, verdad, HADALU_lacopadelashadas_debrujaMar
                          dicha, esplendor y riqueza,
                           fe, poderío, belleza...
                         ¡Toda la felicidad!...
                       Y esta copa se guardó
                       pura, sola, inmaculada.
                ¿Dónde?
                   En una isla ignorada.
              ¿De dónde?
            ¡Se me olvidó!...
              ¿Fue en las islas de las rosas,
              en el país de los sueños,
             en donde hay niños risueños y enjambres de mariposas?
... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .
Esto nada importa aquí,
pues por decirte escribía
que esta copa, niña mía,
la deseo para ti.

de Rubén Darío


Hadalu_lucesdehadas_debrujaMar
Coplas de hadas
Con las alas replegadas,
se va a caballo del viento
el hada de la mañana
con sus cabellos bien sueltos.
.......................................................
Salió un hada a la mañana
en carrera con el sol.
Llegó segunda a la noche:
la luna se adelantó.
.......................................................
En la punta de una estrella
se quemaba los piecitos
un hada pequeña y bella,
gritando y a los saltitos.
.......................................................
Si las hadas no volaran,
nadarían con las alas
como peces de aire claro
con burbujas de palabras.
de Cecilia Pisos
HADALU_coplasdehadas_debrujaMar
El Hada
Acudid, gorriones míos,
flechas mías.
Si una lágrima o una sonrisa
al hombre seducen;
si una amorosa dilatoria
cubre el día soleado;
si el golpe de un paso
conmueve de raíz al corazón,
he aquí el anillo de bodas,
transforma en rey a cualquier hada.
Así cantó un hada.
De las ramas salté
y ella me eludió,
intentando huir.
Pero, atrapada en mi sombrero,
no tardará en aprender
que puede reír, que puede llorar,
porque es mi mariposa:
he quitado el veneno
del anillo de bodas.
William Blake.
HADALU_poesiadehadas_debrujaMar

4 comentarios:

María Jesús Verdú dijo...

Muchisímas gracias por publicarme en tu espacio algunas de las poesías de mi autoría inspiradas en la magia y en la luz de las Hadas. Estos seres que amo y que están cerca de nosotros...

brujaMar dijo...

Al contrario , gracias por escribir esas cosas con las que nos haces soñar en medio de este mundo tan oscuro, gracias a voz por compartirlo, gracias y bienvenida!

Anónimo dijo...

YO QUIERO SAVES SI ESTO TENDRA AKGUN PACTO CN EL DIABLO!!!RESPONDAN PORFA!!!!

la brujaMar dijo...

por favor, como se les ocurre que este tipo de poesia de fantasia algo tiene que ver con el diablo????? nada que ver, es solo fantasia.

24 de septiembre de 2010

Poesia elfa

Alas de hada (selección)
HADALU_Alasdehada_debrujaMar
Hadas de los brazos cruzados
Así se ponen las hadas
cuando algo las enoja.
Y fruncen bien las cejas,
sacan trompa.
En esta posición
se quedan
lo que dure su furia,
que, en general, es corta.
Pero, si con un dedo
pruebas
haciéndoles cosquillas,
o soplas sus pestañas,
te encontrarás con hadas
que pronto se desarman,
con hadas movedizas
de arena que se ríe.
de Cecilia Pisos
HADALU_manosdehadas_debrujaMar
Las hadas que entran en los sueños
Las hadas que entran en los sueños
llevan
pequeños cuchillos
de papel plateado,
vendas de agua oscura
y pastillas de viento.
Con el agua,
te vendan
lo que miras.
La pastilla de viento
va en tu boca
para que soples
lo que sueñas
y ellas se corten
pedacitos
de lluvia azul,
de tigres a lunares
y todas esas cosas imposibles
que quedan sueltas
cuando estás dormido.
de Cecilia Pisos
HADALU_entresueño_debrujaMar
Las hadas sueltas
Tienen la espalda despegada
como si fueran figuritas
de álbum viejo,
un pedacito roto
de brazo o pie
y de seguro,
la varita y los trucos
bien gastados.
¿Bastará con pegarles
en los codos
un parche
o atarlas con hilitos
para que no se pierdan?
¿Será posible devolverles
sus alas y sus magias?
¿Desabollar sus bonetitos
y hacerlas sonreír?
de Cecilia Pisos
HADALU_hadasuelta_debrujaMar
Magia
Me disuelvo en la luz rosada del atardecer
donde se mecen nuestros sueños
al abrigo del manto estrellado
desde el cual se elevan, cuando oscurece,
para cobijarse a la lumbre de las estrellas.
Guío la magia hacia los seres nobles,
corazones limpios,
que nos colman
con el amor de sus acciones,
aquellos cuyo gozo de la vida
muestran en su mirada resplandeciente.
Enjugo tus lágrimas
y abro el camino de tu sonrisa
para que tus esperanzas nunca dejen de brillar
y tus deseos se vislumbren
en el horizonte de tu mente,
depositaria de tus más íntimos secretos,
impulsora de la energía donde anida
la fuerza de tu espiritualidad,
genuina creadora de la realización de tus anhelos.

Traslado la calidez de los rayos del sol
a las semillas de tus ilusiones,
para que crezcan y florezcan en tu corazón,
como flores en primavera,
y sus pétalos se esparzan con el viento
hasta la orilla de tu alma,
cuyas puertas embellecen la existencia,
cuya calma nos conduce al equilibrio,
cuya paz armoniza el fluir del mundo.
de María Jesús Verdú Sacases
HADALU_magia_debrujaMar
Tus alas
Tus alas, mi hada, elevan mis palabras
más allá de las fronteras
y las acogen corazones espirituales
mientras duermen plácidamente,
cuando las estrellas saludan a la luna
y la bóveda celeste protege nuestros sueños.
Revoloteas entorno a mis emociones,
y las abrazas con tu magia
para dibujar en ellas destellos de paz
y con ellos te posas en mi alma,
donde acaricias mi luz
y te siento como una bendición.
El sol es testigo de la calidez
que aportas a mi momento presente
y de cómo lo envuelves
con tu amor y esperanza
en el proceso de mis días.
Aguardas a que el cielo se enamore de la noche
y me adentre en el subconsciente
para llevarme al regazo del infinito
donde lo sublime se funde con lo divino
y me siento en unidad contigo.
Te miro a los ojos
y me encuentro a mí misma
en el despertar
de un amanecer
con rayos de eternidad
al abrigo del alba.     
Autora: María Jesús Verdú Sacases
 HADALU_tusalas_debrujaMar
Revolotean
Las hadas revolotean entorno a la caída de la noche
y se escapan hacia la luz de las estrellas
y se reflejan en el espejo plateado de la luna
y siguen jugando,
perdidas en el cielo,
hasta que el amanecer las sorprende
y con los rayos rosados del alba,
decoran sus cabellos.
Se recuestan en las nubes
donde se adormecen
y siguen descansando, ahí,
en el regazo del universo,
mientras el sol las arrulla con su calor
y siguen soñando...
Soñando desde el silencio del alma,
ese rincón espiritual,
que se hincha de amor,
cuando nos mecemos en él
y que nos adentra
en la magia y en la paz
de la corriente de sentimientos
que nos traslada a la plenitud interna...
Autora: María Jesús Verdú Sacases
HADALU_revolotea_debrujaMar

La copa de las hadas

¿Fue en las islas de las rosas,
en el país de los sueños,
en donde hay niños risueños
y enjambre de mariposas?
Quizá.
En sus grutas doradas,
con sus diademas de oro,
allí estaban, como un coro
de reinas, todas las hadas.
Las que tienen prisioneros
a los silfos de la luz,
las que andan con un capuz
salpicado de luceros.
Las que mantos de escarlata
lucen con regio donaire,
y las que hienden el aire
con su varita de plata.
¿Era día o noche?
El astro
de la niebla sobre el tul,
florecía en campo azul
como un lirio de alabastro.
Su peplo de oro la incierta
alba ya había tendido.
Era la hora en que en su nido
toda alondra se despierta.
Temblaba el limpio cristal
del rocío de la noche,
y estaba entreabierto el broche
de la flor primaveral.
Y en aquella región que era
de la luz y la fortuna,
cantaban un himno, a una,
ave, aurora y primavera.
Las hadas ?aquella tropa
brillante?, Delia, que he dicho,
por un extraño capricho
fabricaron una copa.
Rara, bella, sin igual,
y tan pura como bella,
pues aún no ha bebido en ella
ninguna boca mortal.
De una azucena gentil
hicieron el cáliz leve,
que era de polvo de nieve
y palidez de marfil.
Y la base fue formada
con un trémulo suspiro,
de reflejos de zafiro
y de luz cristalizada.
La copa hecha se pensó
en qué se pondría en ella
(que es el todo, niña bella,
de lo que te cuento yo).
Una dijo: ?La ilusión;
otra dijo: ?La belleza;
otra dijo: ?La riqueza;
y otra más: ?El corazón.
La Reina Mab, que es discreta,
dijo a la espléndida tropa:
?Que se ponga en esa copa
la felicidad completa.
Y cuando habló Reina tal,
produjo aplausos y asombros.
Llevaba sobre sus hombros
su soberbio manto real.
Dejó caer la divina
Reina de acento sonoro,
algo como gotas de oro
de una flauta cristalina.
Ya la Reina Mab habló;
cesó su olímpico gesto,
y las hadas tanto han puesto
que la copa se llenó.
Amor, delicia, verdad, HADALU_lacopadelashadas_debrujaMar
                          dicha, esplendor y riqueza,
                           fe, poderío, belleza...
                         ¡Toda la felicidad!...
                       Y esta copa se guardó
                       pura, sola, inmaculada.
                ¿Dónde?
                   En una isla ignorada.
              ¿De dónde?
            ¡Se me olvidó!...
              ¿Fue en las islas de las rosas,
              en el país de los sueños,
             en donde hay niños risueños y enjambres de mariposas?
... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .
Esto nada importa aquí,
pues por decirte escribía
que esta copa, niña mía,
la deseo para ti.

de Rubén Darío


Hadalu_lucesdehadas_debrujaMar
Coplas de hadas
Con las alas replegadas,
se va a caballo del viento
el hada de la mañana
con sus cabellos bien sueltos.
.......................................................
Salió un hada a la mañana
en carrera con el sol.
Llegó segunda a la noche:
la luna se adelantó.
.......................................................
En la punta de una estrella
se quemaba los piecitos
un hada pequeña y bella,
gritando y a los saltitos.
.......................................................
Si las hadas no volaran,
nadarían con las alas
como peces de aire claro
con burbujas de palabras.
de Cecilia Pisos
HADALU_coplasdehadas_debrujaMar
El Hada
Acudid, gorriones míos,
flechas mías.
Si una lágrima o una sonrisa
al hombre seducen;
si una amorosa dilatoria
cubre el día soleado;
si el golpe de un paso
conmueve de raíz al corazón,
he aquí el anillo de bodas,
transforma en rey a cualquier hada.
Así cantó un hada.
De las ramas salté
y ella me eludió,
intentando huir.
Pero, atrapada en mi sombrero,
no tardará en aprender
que puede reír, que puede llorar,
porque es mi mariposa:
he quitado el veneno
del anillo de bodas.
William Blake.
HADALU_poesiadehadas_debrujaMar

4 comentarios:

María Jesús Verdú dijo...

Muchisímas gracias por publicarme en tu espacio algunas de las poesías de mi autoría inspiradas en la magia y en la luz de las Hadas. Estos seres que amo y que están cerca de nosotros...

brujaMar dijo...

Al contrario , gracias por escribir esas cosas con las que nos haces soñar en medio de este mundo tan oscuro, gracias a voz por compartirlo, gracias y bienvenida!

Anónimo dijo...

YO QUIERO SAVES SI ESTO TENDRA AKGUN PACTO CN EL DIABLO!!!RESPONDAN PORFA!!!!

la brujaMar dijo...

por favor, como se les ocurre que este tipo de poesia de fantasia algo tiene que ver con el diablo????? nada que ver, es solo fantasia.

Más...

Glitter de mujeres en: Giffs de Dragones y caballeros en:
Free Lamp Flame MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com